Convento de Granada

Alhambra de Granada
Masones de todo el mundo se reúnen en Granada para unificar sus modos de actuar. Avanzar en el conocimiento de la metodología masónica, unificar criterios en cuanto a su actuación ante la sociedad y potenciar las relaciones fraternales entre los asistentes, son algunos de los objetivos de una reunión del Supremo Consejo del Grado 33 en el que participarán alrededor de 150 masones de España, Alemania, Francia, Inglaterra, Polonia y varios países de América.

Avanzar en el conocimiento de la metodología masónica, unificar criterios en cuanto a su actuación ante la sociedad y potenciar las relaciones fraternales entre los asistentes, son algunos de los objetivos de una reunión del Supremo Consejo del Grado 33 en el que participarán alrededor de 150 masones de España, Alemania, Francia, Inglaterra, Polonia y varios países de América.

Esta es la segunda reunión de importancia que los masones organizan en Granada, ciudad que ha tenido mucho que ver en este movimiento a lo largo de la historia.

Se sabe de la existencia de masones en nuestra provincia desde prácticamente el nacimiento de esta orden en España a principios del siglo XIX, según explica Juan Antonio Rivas, catedrático de Historia y perteneciente a la logia granadina Giner de los Ríos. La primera logia importante en Granada fue la llamada ‘Grande Oriente de Granada’, que tuvo tanta importancia dentro del panorama masónico que Alcala Galiano en sus memorias afirma que ‘la cabeza de la masónica no estaba en Madrid, sino en Granada’, cuyo Capitán General era el Conde de Montijo, presunto sucesor del conde de Aranda en el cargo de Gran Maestre.

A finales del siglo XIX en Andalucía hay múltiples logias en todas las provincias, y cabe destacar la provincia de Granada. ‘Los masones de Granada hubieron de enfrentarse, no obstante, a la abierta oposición de una sociedad cerrada muy tradicional que se oponía a cualquier tipo de reforma o modernización de la vida de la región’, dice Rivas. También explica que la Guerra Civil en nuestra provincia ‘se cebó contra la sociedad de izquierdas que sufrió una de las más cruentas represiones de la guerra con fusilamientos masivos, e igualmente contra los masones a los que tuvo prisioneros de Víznar, y a los que obligaba, entre otras actividades a hacer de barrenderos pero vistiendo el mandil de grado. Así mismo, les pusieron de enterradores de los fusilados’.

Otro historiador, Francisco López Casimiro, en su libro ‘Masones en Granada’, escribe que hubo en la provincia en el último tercio del siglo XIX hasta 26 logias de las que 12 estaban ubicadas en la capital y 14 en la provincia, y de ellas una sólo fue femenina con 13 mujeres en Loja, ésta tutelada por una logia masculina. En la capital, según este historiador, hay constancia en esa época de una mujer masona. Las logias estaban extendidas por toda la provincia, en Zújar, Motril, Salobreña, Almuñécar, Algarinejo, La Rábita. En la época inmediatamente anterior a la Guerra Civil, había tres logias masónicas en Granada capital, una denominada ‘Alonso Quijano’, en la calle Duquesa, otra denominada ‘alambra’, en el Hotel ‘Bosque de la Alambra’ por sobrenombre ‘Hotel Reúma”, y otra en la calle Elvira, que se supone fue la logia ‘Ángel Ganivet’.

En la actualidad de las quince logias que hay en Andalucía, ahora dividida en Andalucía Penibética y Andalucía Bética, la de Granada ‘Giner de los Ríos’data de 1986 y se constituyó con hermanos procedentes de la ‘Respetable Logia Lessing’, pero granadinos de origen o residentes en Granada. El núcleo inicial de la logia Giner de los Ríos esta formado por Juan Olmos Genovés, Rafael Rodríguez, Aurelio Cid Acedo, Juan Antonio Rivas López, José Antonio González y Antonio Mendoza García.

También, en Granada, se reconstituye, a finales de los años noventa, el Soberano Capítulo ‘Rosa Cruz, Lealtad, 302’, perteneciente al Supremo Consejo del Grado 33 para España. Tanto la logia Giner de los Ríos, como el Capítulo ‘Rosa Cruz, Lealtad’ celebran sus tenidas en el Hotel San Antón de Granada. En junio de 2003 se celebró en el Carmen de los Mártires una tenida blanca, ceremonia que organizan los masones coincidiendo con el solsticio de verano.

16 noviembre, 2005
Terra Actualidad